Siempre te pasa al que no dejaste pasar. Así es la vida.

agosto 31, 2019 Reflexiones
            <b><a href="http://edicionesvergram.website/wp-content/uploads/2016/11/img_4662-1.png"><img width="101" height="180" alt="" src="https://edicionesvergram.website/wp-content/uploads/2016/11/img_4662-1.png" title="" class="alignnone size-thumbnail wp-image-99"></a>&nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp;&nbsp;Siempre te pasa al que no dejaste pasar.</b>&nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp; &nbsp;Mientras guiaba mi vehículo en dirección a mi hogar hace un par de horas, para llevarle el almuerzo a mi señor padre, me detuve en una intersección, aguardando a que el vehículo que venía en dirección contraria me diera paso.

El individuo no se detuvo. Al contrario, aceleró más si es posible, todo con tal de no permitir que yo pasara. Así es el puertorriqueño en su inmensa mayoría, muy corteses al conducir.

Sin embargo, me fui detrás de él, y cuando redujo considerablemente su velocidad, por unos reductores, yo tranquilamente le pasé por el lado y seguí lo más sonriente. Había ganado al final.

Aprendí algo de eso.

En la vida, muchas veces no permitimos que nadie nos pase, ni por el lado, ni en ningún otro renglón. Vivimos para nosotros mismos, egoístamente mirando hacia dentro en vez de mirar hacia los demás. Nos olvidamos que no vivimos solos en este mundo, que existen billones, sí, billones, de seres humanos que sienten y padecen igual que nosotros, que viven, comen, ríen, sufren, lloran, y mueren. Que tienen sueños, metas, ambiciones, igual que nosotros, y que pasan en ocasiones por peores situaciones que uno, que nos quejamos de cualquier nimiedad, gritamos por nada, mientras no vemos que respiramos, vivimos, trabajamos, tenemos al menos un dólar o quizás más en el bolsillo, que nos levantamos día a día a enfrentar nuestra existencia, sea buena o mala, y que, a pesar de todas nuestras quejas sin fundamento, estamos mejor que los demás que nos rodean.

También debemos aprender a no pisotear a los demás, porque ese mismo hombre o mujer que le pasas por el lado, y lo humillas muchas veces, y te sientes superior, no sé la razón, quizás sea ese mismo que en el día de mañana, cuando más necesitado te encuentres, porque siempre llega ese día, no te vayas a creer que jamás te sucederá, ese mismito es el que entonces va a pasar por tu lado riéndose de ti.

¿Ahora recuerdas que en su momento le cerraste el paso?

La vida tiene maneras de cobrárselas.

Llego tu momento de pagar.

¿Qué triste, ¿verdad?

Todo por cerrarle el paso cuando controlabas el camino, o creías controlarlo todo.

Ojalá y aprendas esta lección. Nunca le cierres el paso al que va subiendo.

Mañana podrías arrepentirte…

Peter R. Vergara Ramírez

 

 

2 Replies to “Siempre te pasa al que no dejaste pasar. Así es la vida.”

  1. Zoe Ruiz dice:

    Todo lo que describes es cierto, la vida, te devuelve lo que tú das, ya sea bueno o malo. Es el Karma.
    Un abrazo, Peter, es un gusto conocer a personas como tú.

Deja un comentario

Boletín

Peter Vergara

Peter Vergara

Peter Vergara, nacido en New York, pero residente desde 1967 en Manati, Puerto Rico. Posee un Bachillerato en Justicia Criminal. Autor de otras 7 novelas, Susurros Mortales 1 y 2 y otras. Desde pequeño soñaba con adentrarse en la rama de la psiquiatría, pero por circunstancias de la vida tuvo que comenzar a laborar a temprana edad, frustrando sus sueños de ser un médico reconocido en el campo de la conducta humana. Cuando su madre enferma de cáncer del pulmón en el 2000, y mientras es tratada por tan aciaga enfermedad en Estados Unidos, es que siente en su interior el deseo ferviente de escribir, de plasmar por escrito lo que estaba sintiendo en esos momentos tan tristes, y ahí es que nace Susurros Mortales 1, su primera novela publicada en Estados Unidos. Luego vendría su segunda novela, Susurros Mortales 2, Ángel de Piedad, y que será publicada ahora en septiembre del 2016, y luego, una vez regresa a Puerto Rico, escribe esta obra de ficción pero acorde con el momento actual, titulada Al Final del Abismo, desarrollada completamente en su ciudad adoptiva, Manatí, y que trata sobre temas actuales en nuestra sociedad, y la superficialidad rampante en la que actualmente vivimos en nuestro Puerto Rico y en la mayoría de las naciones alrededor del mundo. Actualmente se encuentra desarrollando la tercera parte de la saga Susurros Mortales, la que espera publicar próximamente una vez culmine la publicación de las dos primeras partes, todas en español. Son historias bien escritas en su narrativa, aquí nadie bosteza ni se duerme, y mantiene al lector en un estado de suspenso todo el tiempo, siempre esperando por más. Fueron noches sin dormir, amaneceres pegado a la pantalla de mi laptop, días en que surgieron en muchas ocasiones el famoso bloqueo del escritor, en que aunque deseemos seguir escribiendo, la mente, el corazón, y también la inspiración, se esconden en la cueva oscura del vacío mental, y es en estos momentos cuando descubrimos, sacamos, esa fortaleza para seguir adelante y culminar nuestra obra. Al Final del Abismo, al igual que las otras cuatro novelas, se encuentran en formato Kindle ebook y papel o impreso en Amazon, alrededor del mundo. Actualmente casado con Lynette Martínez, una mujer maravillosa que es la luz de su vida. Residen en Manatí, Puerto Rico.

Enlaces personales

Servicios verificados

Ver perfil completo →

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 6.254 suscriptores

Horas e información

1-202-555-1212
Almuerzo: 11 a. m.-2 p. m.
Cena: Lu-Ju: 5 p. m.-11 p. m.; Vi-Sá: 5 p. m.-1 a. m.

Estadísticas del sitio

  • 499 visitas
Scroll Up
Scroll Up