Todo a su tiempo

En el tedioso proceso de crecer y perseguir un sueño el desaliento muchas veces nos sorprende en plena faena, y sentimos nuestras fuerzas flaquear ante la inmensidad de la empresa que deseamos acometer, y nos caemos, estrepitosamente, incrédulos por la magnitud del sentimiento de derrota que nos invade, hasta que recordamos que no tenemos que depender de nuestra propia fuerza cuando tenemos a alguien en quien confiamos ciegamente y que a su debido tiempo bendecirá … Seguir leyendoTodo a su tiempoSeguir leyendo >Todo a su tiempo

Bajo ataque: María, once meses después… (4to artículo de María, el monstruo nos atacó)

<em>Bajo ataque: María, once meses después…</em> Pareciera como si esas interminables horas de terror vividos bajo el asedio despiadado de María no hubiesen finalizado, todavía. Salimos a las calles en la mañana y vemos, consternados, como muchas casas y calles de nuestros pueblos lucen sin levantar vuelo, destruidas muchas de ellas bajo el ataque; otras, por el paso del tiempo y desatinada administración gubernamental en ambos niveles, municipal y estatal. Los rostros de nuestros vecinos … Seguir leyendoBajo ataque: María, once meses después… (4to artículo de María, el monstruo nos atacó)Seguir leyendo >Bajo ataque: María, once meses después… (4to artículo de María, el monstruo nos atacó)

Cuando mis ojos lloraron hoy

<strong><em>Cuando mis ojos lloraron hoy</em></strong> Las primeras horas del amanecer siempre son las más oscuras en mi vida, pues la tristeza que me asola es compañera inseparable que nunca se aleja, aunque le caiga a patadas, ni la desazón que me invade tiene compasión conmigo cuando de abrumarme se trata. A veces me despierto en medio de la noche, y permanezco con los ojos cerrados, inmerso en pensamientos que siempre tratan de imponerme su voluntad … Seguir leyendoCuando mis ojos lloraron hoySeguir leyendo >Cuando mis ojos lloraron hoy

María, el huracán que transformó nuestras vidas, en PDF (3 artículos)

<em>María, el monstruo que no esperábamos…</em>   Al momento de escribir esta serie de artículos, lo único que me motivaba a hacerlo era plasmar por escrito los sucesos de esa amarga fecha del 20 de septiembre de 2017 cuando María irrumpió violentamente en nuestra isla y en nuestras vidas y trastocó todo por entero. Fueron largas horas de agonía en la oscuridad que despertaron en nosotros viejos terrores de cuando éramos niños y nos hallábamos … Seguir leyendoMaría, el huracán que transformó nuestras vidas, en PDF (3 artículos)Seguir leyendo >María, el huracán que transformó nuestras vidas, en PDF (3 artículos)

Nos olvidamos de ser humanos

Nos olvidamos de ser humanos Cuando era niño y luego adolescente jugaba con todo y con todos, ya fueran carreras, juegos de mesa, beisbol, un poquito de baloncesto y otras cosas para pasar el tiempo. Era feliz, como cualquier jovenzuelo comenzando a experimentar sensaciones desconocidas y sentimientos nuevos. Respetaba a mis padres y a toda persona mayor, so pena de castigo si no lo hacía. La correa volaba derechita hacia mi cuerpo si me atrevía … Seguir leyendoNos olvidamos de ser humanosSeguir leyendo >Nos olvidamos de ser humanos

Creo en mí

Siempre existirán personas a tu lado que te dirán que jamás lograrás tus sueños, que los mismos son imposibles, y que eres un iluso porque no tienes la capacidad e inteligencia para lograrlo. ¿Sabes algo? No necesitas a nadie ni que crean o no en ti, si tienes la fe suficiente y la confianza de que sí alcanzarás tus metas. Sigue adelante y nunca te detengas por nadie. Son perdedores que no saben luchar por … Seguir leyendoCreo en míSeguir leyendo >Creo en mí

Cansado y sin fuerzas (1)

Cansado y sin fuerzas ¿Quién no se ha sentido así en ocasiones? ¿O siempre? ¿Uno de esos días que se convierten en meses y luego años, y parecen no tener fin? La desesperación hace presa de ti, te agarra por la cabeza, tu mente, tus emociones, tu psiquis, y va descendiendo lentamente hasta que comienzas a padecer de dolores físicos que son consecuencia de este sentimiento de impotencia que un día llegó y no se … Seguir leyendoCansado y sin fuerzas (1)Seguir leyendo >Cansado y sin fuerzas (1)

Perdiendo se gana

Perdiendo se gana… Cuando los símbolos de lo que es o fue tu vida se van, dejan en muchas ocasiones un vacío, un sentimiento de futilidad sin límites que no sabes si algún día también se irá. Por lo menos, en la gran mayoría de las ocasiones, como seres humanos que somos, con sus complejidades y conductas aprendidas con el paso del tiempo, maneras de ser que nos fueron inculcando desde pequeños, o que hemos … Seguir leyendoPerdiendo se ganaSeguir leyendo >Perdiendo se gana